jueves, 21 de enero de 2016

Lentes históricos

A la hora de la comida fui a la óptica donde había comprado mis lentes anteriores. Como uno de ellos se rompió, me pareció buena idea hacerme un nuevo examen de la vista y que las nuevas lentes las montaran en el armazón que tengo, pues el que me lo vendió (me sigue pareciendo caro) me dijo que era de titanio y que iba a sobrevivir "más que yo". 

Por lo pronto, el armazón sigue funcional. Así que fui al examen (después de más o menos un mes de no usar los lentes, desde que se rompieron) y me sorprendieron 3 cosas:

  • Ya no trabaja ahí el señor que me dijo que iban a sobrevivir más que yo mis lentes
  • Hace más tiempo del que yo creía que fui esa vez: 2007
  • Mi graduación no ha cambiado
Sentí que los lentes eran una ventana al tiempo. Algo del tipo: ahí están, ahí están, viendo pasar el tiempo: los lentes de Alcalá.

Luego pensé si ya irá a haber patinetas voladoras para la próxima vez que vaya yo a esa óptica...

1 comentario:

  1. ¡¿Ya no trabaja ahí el Doc Brown?! :-]

    ¡mUCHos salUCHos! :-]

    ResponderEliminar